¡Llámanos! 55 5601-1251 -- 800 333 6242

Tenemos lo que buscas

Venta de mármol y granito

Mármol y granito son materiales de los más buscados, gracias a que puedes encontrar cubiertas de colores hermosos. Por supuesto cada uno tiene lo suyo, pero si quieres decidir entre uno de ellos, sigue leyendo el artículo porque aquí, en Mármoles Everstone, el proveedor de venta de mármol y granito con más de 25 años de experiencia, te hablaremos de sus diferencias.

La elección que hagas dependerá de la estética que deseas dar a tu cocina, así como el tiempo de mantenimiento que quieras invertir. Por otra parte, las propiedades de ambos materiales son distintos, siendo la porosidad la mayor diferencia. El mármol es quien presenta más porosidad a la vez que tiene una superficie suave, mientras que el granito tiene más resistencia a las manchas, absorbe mejor los líquidos y no se decolora, ya que es un material con más fuerza.

Ambos materiales son duros y tienen resistencia al calor, son pesados y puedes encontrarlos en una gran variedad de colores, patrones y diseños. Eso sí, es necesario que ambos materiales sean sellados por lo menos una vez al año, de esta manera garantizas su durabilidad. La verdad es que ambos tienen la capacidad de transformar tu cocina, pues en encimeras se ven preciosas.

Diferencias a considerar a la hora de ir con el proveedor de venta de mármol y granito

Ahora profundicemos un poco más en las diferencias de ambos materiales, los cuales son muy populares para construir barras de cocina y otros accesorios de la casa; para decidir, es necesario conocer las diferencias, además de considerar la aplicación para la que los necesitas.

  • Su origen

El granito se extrae de lo profundo de la tierra, pues se forma gracias a la solidificación y enfriamiento del magma, por lo que es encasillado como roca ígnea. Debido a este proceso se convierte en un material realmente duro, y por lo tanto aguantador. Su dureza proviene del cuarzo, feldespato, ambos minerales y de los principales elementos que lo componen.

Por su parte, el mármol es encasillado con el nombre de piedra metamórfica y se crea a partir de las rocas sedimentarias. Para que ocurra dicha transformación es necesario que exista calor extremo y presión, al mismo tiempo que el mismo procedimiento va agregando distintos minerales que hacen que el mármol adquiera colores realmente interesantes. Su elemento principal es el carbonato de calcio y esto hace que el mármol no sea tan duro como el granito.

  • Su aspecto

Es verdad que a primera vista ambos materiales puedan parecer iguales o muy similares, la realidad es que después de una observación a conciencia es posible detectar diferencia en esta área.  Entonces, la variación de color es distinta, por ejemplo, el mármol tiene diseños similares a las líneas llenas de color y atravesando toda la superficie.

Por su lado, los diseños del granito son más bien de machas por toda la superficie.

  • Dureza

Como vimos arriba, la manera en que se construyen estos materiales es un determinante para el nivel de resistencia, dureza y durabilidad. Es verdad que ambos tienen la capacidad de permanecer por un buen tiempo, pero dependiendo de para qué lo necesitas será la elección de uno u otro.

Para la resistencia de altas temperaturas y ralladuras, el granito gana en aguante. Así que si deseas tener una barra de cocina con un material resistente y capaz de sobrevivir el uso rudo, el granito es lo que andas buscando, ese que aguantará el día a día de la cocina, sin decolorarse o verse gastado.

  • Aguante a las manchas

El mármol tiende a ser poroso, lo que le permite absorber con más facilidad ciertos materiales, esto no necesariamente es bueno, ya que si hablamos de alimentos como salsa de tomate, jugos o más, el mármol lo terminará absorbiendo y ocasionará manchas que no se podrán quitar fácilmente. Para ello se recomienda aplicar un sellador y mantener la limpieza constante.

Por su lado, el granito es un material realmente resistente a las manchas ocasionadas por los alimentos. Los líquidos simplemente no lograrán penetrar la superficie. Eso sí, para que esto suceda debe estar perfectamente sellado.

  • Selladores

Aquí el sellador debe aplicarse a ambos materiales, y para que sea efectivo, el trabajo de sellado debe ser realizado por un profesional. En este sentido, un experto en la venta de mármol y granito como Mármoles Everstone puede realizar esta maniobra.

Ahora bien, el granito por su misma resistencia líquidos y alimentos no precisa de sellados tan frecuentes. Dependiendo del sellador, el granito necesitará mantenimiento de 1 a 3 años, mientras que el mármol necesitará un sellado más constante, es probable que lo requiera un par veces al año. Recuerda, de esta manera protegerás la superficie de líquidos y alimentos en ambos materiales.

Para saber cuándo se necesita volver a sellar –este consejo aplica a ambos materiales- solo debes poner atención en cómo se absorbe el agua; si permanece en la superficie, aun aguanta, pero si el material lo absorbe, es hora de sellarlo.

Si tienes más dudas sobre el granito o mármol, ven a Mármoles Everstone y te ayudamos y orientamos contestando cualquier duda. Te ofrecemos una variedad en colores y diseños entre los que puedes escoger.

Contáctanos, puedes hacerlo vía telefónica  5601-1251, 01 800 333 6242 o por correo electrónico contacto@marmoleseverstone.com.mx. O bien, también puedes acudir directo a nuestras instalaciones en División del Norte N° 1345, Letrán Valle, Del. Benito Juárez, CDMX.